Escrito por Tendenzias

Bugatti 57C Aravis 1939, historia

El Bugatti 57 fue en 1936 una agradable sorpresa para los enamorados de la marca, debido a su motorización especialmente moderna. También dio lugar a varios magníficos estudios de carrocería, como un Cabriolet de 2/3 plazas Aravis realizado por Letourner & Marchand en 1938.

Bugatti_T57_C_Aravis_by_Letourneur_&_Marchand_1939-1

El Bugatti 57 tuvo su momento de gloria durante la segunda mitad de la década de 1930. En efecto, este automóvil era propulsado por un moderno ocho cilindros con doble árbol de levas en cabeza de aluminio. El largo cigüeñal giraba sobre seis cojinetes y la distribución era de cascada de piñones.

Alimentado por un carburador Stromberg y cebado por un compresor mecánico Roots, desarrollaba 165 caballos. Se trataba de un motor con doble ACT realizado con éxito en el tipo 35B y luego en el tipo 50 de carretera. En el tipo 57, aparecido en 1936, este doble árbol acoplado a una caja de cuatro velocidades desarrollaba 165 CV con compresor, pero el 57 Aravis también fue comercializado sin este accesorio.

Bugatti_T57_C_Aravis_by_Letourneur_&_Marchand_1939-2

Las prestaciones de algunos 57 modificados eran sorprendentes, puesto que una de las versiones berlina dio una vuelta a Montlhèry a 195 km/h. En cuanto al marco del chasis era de largueros de chapa prensada, y el coche mantuvo las clásicas suspensiones no independientes de ballestas semielípticas con ejes delantero y trasero rígidos. En cambio, las últimas versiones del 57C recurrieron a frenos hidráulicos en sustitución de los tambores accionados por cables.

Al 57 se le instalaron de fábrica varios tipos de carrocerías diseñadas por Jean Bugatti (que, desgraciadamente perdió la vida en 1939) y por Joseph Walter: había una Galibier (berlina de cuatro puertas y cuatro plazas) y una Stelvio (cabriolet de dos puertas y cuatro plazas). Pero Bugatti se puso en contacto con otros carroceros, como Letourneur & Marchand, a fin de realizar un Cabriolet de 2/3 plazas para el Salón de París de 1938.

Bugatti_T57_C_Aravis_by_Letourneur_&_Marchand_1939_f3q

El resultado fue el Aravis, que prolongó la línea de nombres de conocidas montañas. De hecho, el Aravis fue carrozado a la vez por Letourneur & Marchand y por Gangloff en estilos diferentes.

Los primeros realizaron un coche que presenta aristas aerodinámicas al nivel de las aletas delanteras y del baúl trasero. El primero de estos coches, totalmente negro, fue expuesto en el Salón de París de 1938. Finalmente sólo se fabricó un puñado de Aravis de Letourneur & Marchand (únicamente siete ejemplares), entre ellos el presentado en estas páginas (uno de los tres sobrevivientes), que fue comprado nuevo y entregado en Bélgica el de mayo de 1939. Sigue siendo propiedad de la familia.

Bugatti_T57_C_Aravis_by_Letourneur_&_Marchand_1939_r3q

La distancia entre ejes es de 3,30 mm, y el peso del chasis es de 950 kg. La velocidad máxima es de 160 km/h.

Información relacionada: Volkswagen Escarabajo – El coche del pueblo / Peugeot 504, historia / Seat Ibiza IV: La evolución de un mito / Peugeot 405 Mi16, historia / Jeep Willys, historia / Citroen 2CV: El sobreviviente

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos