Escrito por Tendenzias

Honda S800 Roadster 1966, historia

El S800 Roadster fue una de las primeras tentativas de la marca Honda por introducirse en el mercado europeo y en Estados Unidos con un pequeño automóvil lleno de vida. Este apasionante deportivo entusiasmo en el acto al público a finales de la década de 1960 gracias a una serie de soluciones técnicas avanzadas. En especial la versión abierta del S800, que es hoy una rareza muy buscada en el mercado de coches clásicos antiguos.

C2090-619 none; border-top-width: 0px; border-bottom-width: 0px; border-left-width: 0px” title=”Honda_S800 Driver_Side_Front_View1″ border=”0″ alt=”Honda_S800 Driver_Side_Front_View1″ src=”http://cochesmiticos.com/wp-content/uploads/2011/10/Honda_S800Driver_Side_Front_View1.jpg” width=”430″ height=”277″/>

¡Pequeño pero matón! El Honda S800 es un claro ejemplo, tanto en mecánica como en chapa, que “quien puede lo más puede más aún”. Este bólido supercompacto no sólo es una verdadera delicia técnica en numerosos detalles, sino también un verdadero coche deportivo en el sentido estricto del termino.

La calidad de este pequeño coche japonés se debe principalmente a su motor, que dejó literalmente boquiabiertos a todos los técnicos europeos y americanos de la década de 1960. El cuatro cilindros situado longitudinalmente en la parte delantera, con una cilindrada de apenas 800 cc, es alegre en todos los regímenes.

Honda_S800 Driver_Side_Front_View

Aunque sea lo que se denomina un “carrera larga” (diámetro 60, carrera 70 mm), lo cual debería llevarle a manifestar una reticencia real por los regímenes elevados, este minúsculo Honda desarrolla su potencia máxima a unas 7.600  rpm, régimen en el cual el piloto dispone de 67 CV.

Ello supone una potencia de 85 CV por litro. En comparación, un Volkswagen Escarabajo de la época necesitaba 1.300 cc para 40 CV. Pero eso no es todo: la zona roja del contador Honda comienza en 8.500 rpm, y quienes han pilotado un S800 afirman que este pequeño cuatro cilindros soporta con alegría (aunque brevemente) un régimen de 10.000 rpm.

honda_s800m_4

Mientras los constructores del Viejo Mundo se esforzaban aún por crear motores fiables pero a menudo aburridos, este recién llegado de Extremo Oriente conquistó el corazón de los fans del automóvil. Los técnicos de Honda, veteranos especialistas en motocicletas, habían equipado su cuatro cilindros (¡cuyos pistones tenían el diámetro de una bujía de la moto Avent!) con dos árboles de levas en cabeza, mientras que una batería de cuatro carburadores (Keihin Seiki) aseguraba la alimentación del motor y le daba una gran agilidad.

Y como la carrocería del S800, montada sobre un chasis de cajón, era extremadamente corta (3,34 mm) y de una estrechez brutal (1,40 mm), así de una gran ligereza (760 kg), este pequeño roadster Honda poseía una flexibilidad y una rigidez felinas: 13,7 segundos de 0 a 100 km/h y velocidad máxima por encima de 160 km/h.

Honda_S800_001

Cuando llegó al mercado en 1966, este coche japonés hizo frente incluso a la gama superior europea. En efecto, tanto sus prestaciones como su precio suponían un autentico desafío: la suma que pedía la marca de motos por su biplaza abierto correspondía a la de un Ford 17 M. Pero ésta es otra historia. De largo mide 3,34 mm, de ancho 1,40 mm y de alto 1,22 mm.

Información relacionada: El motor Diesel, historia / Los mejores coches diesel de la historia / Mack Serie MB 1914, historia / Saab, historia / La historia de Mercedes (1834-1899). Más detalles de su historia

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos