Haz una revisión completa antes de comprar un vehículo nuevo

Una de las recomendaciones que hacen los expertos es que, antes de formalizar la compra de un vehículo nuevo -sobretodo si se trata de segunda mano- es fundamental realizar una revisión completa o peritaje para saber en qué condiciones realmente se encuentra el vehículo. En este artículo te damos toda la información al respecto. ¿Qué […]

Una de las recomendaciones que hacen los expertos es que, antes de formalizar la compra de un vehículo nuevo -sobretodo si se trata de segunda mano- es fundamental realizar una revisión completa o peritaje para saber en qué condiciones realmente se encuentra el vehículo. En este artículo te damos toda la información al respecto.

¿Qué es el peritaje de un vehículo?

El peritaje de vehículos, citando al Perito.com, es «el proceso de revisión mecánica y estructural de un vehículo, en dónde se tienen en cuenta desde los componentes mecánicos (motor, suspensión, dirección, frenos), componentes eléctricos (Luces y sistemas), hasta componentes estructurales tales como chasis y carrocería».

Además, dependiendo del tipo de peritaje que solicitéis o a quién acudáis, podéis optar también por un servicio de peritaje que incluya la revisión legal del vehículo: siniestros en aseguradoras, medidas cautelares, gravámenes o remates del mismo, embargos, accidentes y cualquier información relevante para que uno pueda hacer la compra del vehículo con seguridad.

Toda esta información queda escrita en un informe de peritaje para dejar constancia del estado del mismo. El perito en cuestión suele explicar detalladamente al cliente qué es lo que ha visto, lo que habría que mejorar y también puede asesorar desde su papel de experto cómo hacer el traspaso o cuáles son las mejores condiciones.

En resumen, se trata de un examen exhaustivo del vehículo para que su futuro comprador sepa en qué condiciones se encuentra realmente, tanto a nivel mecánico como legal, lo que le va a permitir tomar una decisión firme al respecto: comprar o no comprar, o negociar precios.

¿Cuánto cuesta el peritaje de un automóvil?

Dependiendo de la empresa a la que acudáis pueden tener unos precios concretos del peritaje en base al tipo de vehículo, el tipo de motor, etc. Nosotros, en esta sección, os vamos a compartir datos basados en ElPerito, que es el experto que estamos teniendo de referencia para la creación de este artículo.

En el caso de esta empresa, ellos tienen diferenciados los precios en función del tipo de vehículo, o automóvil o camioneta, siendo estas últimas las que tienen un coste más elevado debido a que lleva mayor trabajo hacer un peritaje exhaustivo de la misma debido a su tamaño. Al igual que podéis encontrar dos tipos de servicios, el básico (peritaje estructural con aditamentos adicionales) y el completo (revisión de la parte funcional, histórica y legal).

El coste del peritaje del automóvil en esta empresa es de 99.000 COP si se trata de un peritaje básico y 175.000 COP si es un peritaje completo. En el caso de la camioneta, tiene un coste de 120.000 COP para el peritaje básico y 210.000 para un peritaje completo.

¿Quién tiene que pagar el peritaje?

No nos engañemos, en la gran mayoría de las ocasiones quien paga el peritaje es aquel que está interesado en la compra del vehículo y no quien lo vende. Generalmente, antes de poner a la venta el vehículo, aquel que está seguro de las condiciones del vehículo y que ha puesto un precio acorde al mismo suele ser el que sí solicita previamente un peritaje para ofrecerle a los compradores una garantía más de que el coche está en correcto estado o que es una relación calidad precio buena.

Con independencia del coste, si realmente estás interesado en un vehículo de segunda mano es más que recomendable que sometas al mismo a un peritaje para que puedas hacer una compra segura. En el caso de que salga un peritaje desfavorecedor pero te interesa mucho ese coche, con el informe del peritaje siempre podrás negociar el precio.

También te puede interesar