¿Buscas una furgoneta de segunda mano?

Si estás pensando en hacerte con una furgoneta, en este artículo te vamos a contar cuáles son las grandes ventajas de conducir con furgoneta frente a otro tipo de vehículos y cómo puedes hacerte con una furgoneta de segunda mano. Antes de que te lances a la aventura de comprar cualquier tipo de vehículo es […]

Si estás pensando en hacerte con una furgoneta, en este artículo te vamos a contar cuáles son las grandes ventajas de conducir con furgoneta frente a otro tipo de vehículos y cómo puedes hacerte con una furgoneta de segunda mano.

Antes de que te lances a la aventura de comprar cualquier tipo de vehículo es importante que te preguntes qué tipo de vehículo es el que estás buscando y, para ello, que te preguntes qué es lo que necesitas. Por ejemplo, un coche puede ser genial para hacer desplazamientos largos pero una furgoneta te permite hacer esos desplazamientos largos y dormir donde quieras (siempre que la hayas adaptado); otra razón para optar por una furgoneta es la cantidad de personas que pueden ir en ella cómodamente y aún así contar con espacio para guardar las cosas, que en esto las fábricas de coche están trabajando pero aún hay pérdida de maletero.

Una vez que ya tengas claro que es la furgoneta el tipo de vehículo que requieres es el momento de valorar el mercado ¿a estrenar o mejor de segunda mano? Es importante que primero hagas tus cálculos y veas cuál es el presupuesto con el que cuentas para esta inversión. En este presupuesto también debes de incluir que, generalmente, los dueños de las furgonetas suelen utilizarlas para hacer más kilómetros, cargarlas más, etc., lo que implica que van a tener más posibilidades de necesitar reparaciones con más frecuencias o de mejorarlas. Este tipo de gastos es importante que también lo tengas presente a la hora de hacer tus cálculos.

Nosotros te vamos a animar a que le eches un buen vistazo a las furgonetas de segunda mano, pues pueden ofrecerte ventajas que otros tipos de mercado no pueden igualar y que, sin duda alguna, pueden facilitarte las cosas para ahorrar y comprar con más seguridad. Algunos ejemplos de ventajas serían:

  • Precio más atractivo. Por supuesto, tienes que fijarte en cómo se encuentra la furgoneta antes de realizar la compra pero, la realidad, es que el hecho de que nada más sacar un vehículo del concesionario ya se ha devaluado su precio implica que podéis encontrar en el mercado de segunda mano vehículos a precios más atractivos.
  • En muchos casos, comprar un vehículo de segunda mano suele contar con algún tipo de garantía (esto puede variar en el caso por caso), como garantía por averías.
  • En los establecimientos de ocasión o de segunda mano no suelen pedir adelantos de dinero.
  • Al comprar la furgoneta a una empresa especializada en la compra venta de segunda mano te aseguras de que el vehículo haya sido revisado previamente, lo que te dará la tranquilidad de saber que compras una furgoneta en buen estado.
  • Si lo compras en un concesionario de ocasión, en lugar de a un particular, te ahorras todos los trámites administrativos porque son ellos quienes se van a encargar de gestionarlo. Además, también son ellos los que se aseguran de confirmar con la DGT que dicho vehículo está libre de cargas y multas.

Aunque puedan parecerte pequeños ahorros de tiempo y de economía son los que van a marcar la diferencia de tu futuro. Por una parte, si quieres una furgoneta para comenzar un negocio verás que ya estás ahorrando un dinero que te permite dedicarlo a otra sección de la empresa, aliviando un poco la presión de los presupuestos iniciales. En el caso de que estés pensando en comprar la furgoneta para tus viajes, viene a suceder lo mismo, el dinero que ahorres en la furgoneta te permitirá adaptarla por dentro y hacer que tu vehículo no tenga que envidiar en nada a una autocaravana.

También te puede interesar