Escrito por Tendenzias

Subaru Impreza 2.0 Turbo 4WD 1993, historia

Bajo la apariencia de una apreciable berlina de cuatro puertas y carácter familiar, se escondía un verdadero deportivo. El Impreza fue el coche elegido por Subaru para dar el gran salto en el Mundial de Rallies, y pasar de ser un simple comparsa a convertirse en un equipo capaz de ganar el Mundial de constructores tres años seguidos. Todo ello gracias a las cualidades del fantástico Impreza Turbo 4WD de serie.

El Subaru Impreza debutó en el Campeonato del Mundo de Rallies en el 1.000 Lagos, en 1993. Tuvo un debut extraordinario: Ari Vanten consiguió la segunda posición por detrás del Toyota de Juha Kankkunen, Campeón del Mundo aquella temporada.

Subaru_Impreza_2.0_Turbo3Subaru había entrado en el Mundial tres años antes, en 1990, con el equipo Prodrive, de David Richards y los Legacy RS Turbo. Las dos primeras temporadas, con Makku Alen y Ari Vatanen como pilotos, el equipo se decidió a conocer a fondo el coche y el complicado mundo de los rallies.

En 1992, Richards se fijó en un joven piloto escocés de 24 años, Colin McRae, hijo de un antiguo campeón británico, y le ofreció uno de sus coches. McRae destruyó seis Legacy aquella temporada, pero en el rallye anterior al del debut del Impreza, el de Nueva Zelanda, el fogoso escocés firmó la primera victoria de la marca en el Campeonato del Mundo.

Subaru_Impreza_2.0_Turbo4Estaba claro que Subaru necesitaba un nuevo coche, más adaptado a los rallies que el enorme Legacy, y pensó que el Impreza iba a ser una buena base.

El coche acababa de ser presentado en el Salón del Automóvil de Tokio, en 1992, como una tranquila berlina de cuatro puertas. Inicialmente estaba pensado para ser ofrecido con dos motorizaciones, un 1,6 de 90 caballos y un 1,8 de 103, ambos con arquitectura boxer de cilindros horizontales opuestos y árbol de levas único (más tarde hubo una versión 2,0, de 125 CV, y un 2,5 de 167, todos ellos con tapa de cuatro válvulas por cilindro).

Subaru_Impreza_2.0_Turbo rally

Con estos miembros era difícil hacer un coche de rallies, aunque la base era buena; así que se decidió llevar a cabo modificaciones importantes en el motor, y construir las unidades necesarias para la homologación como Grupo A.

El resultado fue el Impreza 2.0 Turbo WRX. Del coche original se conservaron solo las medidas exteriores. Para el motor se recurrió al bloque del Legacy RS, un dos litros (el máximo permitido en el Grupo A) turboalimentado y dotado de dos árboles de levas a la cabeza, que permitió llegar a los 240 caballos de potencia.

Subaru_Impreza_2.0_Turbo2

La transmisión se confió al sistema de diferencial central planetario con acoplamiento viscoso y diferencial trasero viscoso, utilizado en el Legacy RS, pero cambiando la distribución del par que, en condiciones normales de adherencia, privilegiaba el tren trasero que recibía el 65% del total.

Además se modifico la suspensión, a la que dotaron de una mayor dureza, con muelles más firmes y amortiguadores de gas; se aligero el conjunto en la medida de lo posible y se equipó el coche con frenos de disco ventilados en la cuatro ruedas y llantas de aluminio de 16 pulgadas.

Las modificaciones en la carrocería afectaron a la toma de aire, los pasos de rueda y el acoplamiento de un alerón trasero y unos faros de largo alcance delanteros. Este coche jamás llegó a Europa, donde, hasta la llegada de la versión de 218 caballos, solo se vendieron los Impreza básicos.

Subaru_Impreza_2.0_Turbo rally2

El Impreza tuvo un debut espectacular en el 1.000 Lagos, cuando Vantanen llegó a liderar la carrera y obligo a Kankkunen a correr de verdad para ganarle. En 1994, las ambiciones del equipo crecieron con el fichaje de Carlos Sainz para acompañar a McRae.

La temporada del español fue brillante. Con un coche en desarrollo, gano el Acropolis, cosecho seis podios y llego al RAC en condiciones de disputarle el titulo a Didler Auriol (Toyota). Al final, sin embargo, Sainz, tras marchar segundo, se salió de la carretera dejando el titulo al francés y la victoria en el rallye a su compañero McRae.

La política de Subaru de no facilitar el triunfo que Sainz necesitaba en el RAC enturbió las relaciones entre ambos pilotos en 1995, año en el que Subaru gano el primero de sus títulos de marcas, y McRae el de pilotos tras su polémico final, de nuevo en Inglaterra, en el que Sainz acuso veladamente al equipo de favorecer a su compañero. Pese al ambiente enrarecido, los Subaru ganaron cinco de los ocho rallies del año (tres Sainz y dos McRae).

Subaru_Impreza_2.0_Turbo

En 1996, las tres victorias de McRae solo sirvieron para lograr el segundo titulo de constructores y, en 1996, los cinco triunfos del escocés le dejaron a un solo punto de Tommi Makkinen, que gano el campeonato. Con las victorias de Ericsson, en Suecia y Nueva Zelanda, y la de Liatti, en Montecarlo, Subaru saboreo el tercer titulo consecutivo de constructores.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Para entonces, el equipo había abandonado ya el Impreza de cuatro puertas y corría con un coupe, cuya versión de serie desarrollaba 280 caballos, fruto de dos evoluciones en el motor. Con la reglamentación de los World Rallye Car imperante desde 1997, Subaru ya no estaba obligada a fabricar un determinado numero de unidades de cada evolución del coche, así que dejo el coupe con 280 caballos, reservado al mercado japonés, y exporto a Europa una versión, en carrocerías berlina y break, con el motor desinflado a 218 caballos.

Subaru_Impreza_2.0_Turbo_steinbock1977

El equipo de rallies, por su parte, siguió compitiendo, con Richard Burns y Juha Kankkunen como pilotos tras el pase de McRae a Ford, en 1999. Los resultados in embargo, no fueron tan buenos, pese a que Burns peleo hasta el final por el titulo del año 2000 contra el finlandés de Peugeot, Marcus Gronholm.

En el año 2001 se recupero la carrocería de cuatro puertas, con el frontal modificado como consecuencia del cambio de diseño del coche de serie. En los años siguientes y hasta el día de hoy, el Impreza tuvo muchas evoluciones, con diferentes cambios de estilo, pero el actual (2009) impresiono por que se presento como hatchback y no como berlina como nos tiene acostumbrado la firma japonesa.

Información relacionada: Peugeot 404 Records 1965, historia / IKA Rambler, historia / De Tomaso Mangusta 1967, historia / Ford Ghia Focus Concept 1992, historia y características / De Tomaso Pantera, historia / Peugeot 405 Mi16, historia / Jeep Willys, historia / Citroen 2CV: El sobreviviente

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos