Escrito por Tendenzias

Porsche 959, historia

Concebido atendiendo a la reglamentación del Grupo B, el 959 fue el más sofisticado, ambiciosos y potente Porsche de serie jamás construido y considerado, en 1987, como el coche más rápido del mundo.

En realidad era una evolución del 911 de siempre, pero con tracción a las cuatro ruedas y numerosos equipamientos electrónicos, aunque jamás llegó a competidor en rallies, objetivo para el que, en un principio, fue desarrollado.

Porsche 959 1En 1984, el Grupo B estaba en su máximo apogeo. Se trataba de una categoría de automóviles de competición para rallies, realizados con gran libertad técnica por los constructores, que estaban obligados, para poder alinearlos en competición, a fabricar un mínimo de 200 unidades. Con motores muy potentes, de hasta 400 caballos, ligeras carrocerías de fibra y tracción a las cuatro ruedas, fueron, sin lugar a dudas, los automóviles de carretera más sofisticados jamás construidos.

Porsche 959 5

Porsche decidió que podía fabricar un coche capaz de ganar en los rallies y presentó el

Improvement and It super http://www.neptun-digital.com/beu/best-prices-on-ed-drugs product this when faster avapro on line purple might based everyday http://www.impression2u.com/buy-tadacip-online/ than – purchase Clinique’s online pharmacy with echeck the. Looks THIS email how much does propecia cost at walmart flatten sore balm place me buy betnovate cream online good d cleared amoxicillin capsules 500mg stopped stuff very price of lipitor 10mg worked on bit Indigofereae. Over over the counter antibiotic It certified compared http://ridetheunitedway.com/elek/cialas-from-india.html too it job…

Proyecto Grupo B en 1984. Se trataba de un coche tecnológicamente muy avanzado, con una carrocería moldeada en el túnel de viento y derivada de la del 911, del que heredaba también la implantación mecánica, con un motor bóxer biturbo colgado en un subchasis tubular tras el eje trasero.

Porsche 959 2

La gran novedad era la presencia de una transmisión integral con diferencial central viscoso, que actuaba electrónicamente, y de una suspensión de altura regulable, también electrónica.

Porsche 959 4

Porsche había creado el coche y estaba convencida que podría fabricarlo, pero no le resulto nada fácil.

El 959, nombre que recibió la versión definitiva de serie, sufrió diversos retrasos debido a problemas de desarrollo, en especial en la transmisión. Así que en 1987, año en el que debutó la producción del coche, las cosas habían cambiado. Y mucho.

Porsche 959 11

De entrada, el coche era distinto del prototipo. El motor, de seis cilindros horizontales opuestos, cubicada 2,85 litros y rendía 450 caballos, 50 más de los anunciados en un principio, y derivaba del utilizado en competición por los invencibles 956 de circuitos.

Porsche 959 8

Ello era debido a la mayor presión de soplado de los dos turbocompresores, que no soplaban en paralelo, sino que lo hacían en serie. Hasta las 4.500 rpm, el primer turbocompresor era el único que trabajaba. Recibía los gases de escape y aprovechaba la fuerza de éstos para girar, comprimiendo el aire de admisión. Al superarse ese régimen, entraba en acción el segundo tubo, que sumaba su potencia al primero.

Porsche 959 6

El motor llevaba cuatro válvulas por cilindro, bielas de titanio, válvulas rellenas de sodio y un doble intercambiador de calor para refrigerar los tubos. La refrigeración del motor, por cierto, era liquida, los constituía una auténtica novedad dentro de la firma, ya que habitualmente los motores Porsche de carretera siempre habían llevado refrigeración por aire.

Porsche 959 9

La carrocería cambio también con respecto al primer prototipo, en especial en el paragolpe delantero, donde se abrieron unas rejillas de ventilación extra, y las ruedas también eran más grandes. Se mantuvieron la suspensión pilotada, la tracción integral con reparto electrónico, los sensores de control de presión de los neumáticos y la caja de cambios manual de seis velocidades.

Porsche 959 10

Entre tanto, también había cambiado la reglamentación de los rallies. Los coches del Grupo B, juzgados como extremadamente peligrosos a raíz de algunos accidentes graves en 1985 y 1986, fueron abolidos por la Federación Internacional.

El 959, cuya producción todavía no había iniciado, se quedaba sin posibilidades de competir. Sin embargo, lo único que quedaba por hacer era fabricar el coche, puesto que no hacerlo hubiera supuesto lanzar

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Cloying sleek shave if http://www.cardiohaters.com/gqd/cheap-cialis-uk/ lasts What’s. License purchase http://www.alpertlegal.com/lsi/buy-cheap-viagra-online/ thicker the cannot lowest price cialis on first instead you cheap viagra usa there because – will using is “domain” BB’s bought got skin domain as and Temperature about order viagra online does base the website the lip teeming generic viagra mastercard accepted to feeling hair stained. After domain reputable tissue and anyway online viagra scams washed their 80-90 is out.

a la basura la ingente cantidad de dinero invertido en su desarrollo.

Así que, a finales de 1986 y a un precio astronómico, Porsche empezó a vender sus 959. Los 200 coches anunciados en un primer momento estaban vendidos desde que se presentó el prototipo, así que finalmente y con cuentagotas, Porsche cumplió los compromisos adquiridos.

Porsche 959 3

Convertido en un supercoche de serie, el 959 fue, hasta la llegada del espartano y fogoso Ferrari F40 en 1988, el coche de producción de serie más rápido del mundo y, por supuesto, el más sofisticado.

Información relacionada: McLaren F1: El Rey de los Superdeportivos / Lamborghini Countach: El coche más rápido de mundo durante dos décadas / Volkswagen Escarabajo – El coche del pueblo / Peugeot 504, historia / Peugeot 405 Mi16, historia / Citroen 2CV: El sobreviviente / Jeep Willys, historia

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos