Escrito por Tendenzias

Maserati T26 M 1930, historia

La pequeña empresa de los hermanos Maserati de Bolonia inicio su trayectoria con el Type 26 en 1926. Así empezó también la leyenda de la marca del tridente en las competiciones. De este coche se fabricaron diversas variantes. La famosa T26 M, que Maserati construyó entre 1930 y 1932, debía llenar con su cilindrada de 2.495 cc, el vacío existente entre las versiones de dos y cuatro litros.

Maserati 02

Antes de la guerra, Maserati labró su fama principalmente como constructor de coches de carreras. Los bólidos rebosantes de carácter de la empresa boloñesa no tardaron mucho en someter a su yugo a los Alfa Romeo, Bugatti y compañía.

Con el modelo T26 M, del que se realizaron 15 ejemplares, el constructor Alfieri Maserati lanzó un nuevo proyecto que se distinguía de la antigua versión del T26 por numerosas modificaciones y formaba la piedra angular de la futura evolución de Maserati en el ámbito de los ocho cilindros.

Maserati 01

Sin embargo, la estructura básica del motor permaneció intacta. Se trataba, como antes, de un ocho cilindros en línea con dos árboles de levas en cabeza, movidos por una cascada de piñones, que accionaban 16 válvulas. Este potente motor era sobrealimentado por un compresor Roots y desarrollaba 185 CV a 5.600 rpm. El cigüeñal tenía cinco cojinetes y el encendido se realizaba por medio de un magneto Bosch o Scintilla.

Maserati 04

El motor estaba conectado a un caja de cuatro velocidades con un embrague multidisco en seco. Alfieri Maserati realizó cambios importantes en el cigüeñal, los carburadores y el sistema de lubricación. Al revés que otras versiones de la serie T26, el ocho cilindros en línea del 26 M fue instalado con una posición ligeramente oblicua, lo que acabaría convirtiéndose en una tradición en la casa Maserati.

El chasis se componía de cuadros de perfil de acero a los que se habían fijado ejes rígidos con resortes de ballesta y amortiguadores de fricción. La carrocería del T26 M era de aleación ligera. Las superestructuras deportivas de dos y cuatro asientos podían alcanzar, para un peso total de 950 kg, la respetable velocidad de 200 km/h.

Maserati 03

El spider revestido por la Carrozzeria Zagato se reveló especialmente atractivo en su ejecución biplaza de aluminio. Otra maravilla era el cuatro plazas de la empresa Castagna. En el legendario concurso de elegancia de Villa d`Este celebrado en enero de 1932, este Maserati 26 M con carrocería deportiva de Castagna ganó el premio al automóvil más elegante en la categoría de descapotables. Fuese en un concurso de belleza o en las pistas de carreras, el Maserati 26 M obtenía la victoria en toda la línea. La distancia entre ejes es de 2,75 y pesaba 950 kg.

Información relacionada: Volkswagen Escarabajo – El coche del pueblo / Peugeot 504, historia / Seat Ibiza IV: La evolución de un mito / Peugeot 405 Mi16, historia / Jeep Willys, historia

Top 6
artículos
Lo más interesante
Síguenos