Escrito por Tendenzias

La Gran Historia de Mercedes (1834-1899), continúa la historia

SEPTIMA PARTE

A diferencia de Daimler, Karl Benz se propuso crear un vehículo motorizado que incorporase el motor como parte integral del diseño global. Daimler siempre vio su producto como un carruaje sin caballo y acopló su motor a vehículos con ruedas ya existentes.

Benz Viktoria 1894

Benz Viktoria 1894, junto al barón Theodor von Liebieg (uno de los primeros alemanes en tener el registró de conducir).

El problema con el que se encontró Benz, es que estaba creando un producto sin apenas mercado. La gente se desplazaba a pie, a caballo o en carros tirados por caballos. La red ferroviaria crecía rápidamente y, a mediados de la década de 1880, ya contaba con unos 40.000 km de vías.

Las carreteras, tal como las entendemos hoy en día, no existían, y las pistas que utilizaban los caballos y los carruajes se encontraban en pésimas condiciones Pero Benz no se desanimaba y buscó apoyo económico para su motor, que se dio por completado el 31 de diciembre de 1879. Pronto pudo crear una sociedad anónima, la fábrica de motores de gas de Mannheim, aunque enseguida descubrió que los inversores esperaban rendimientos rápidos.

Al cabo de tres meses, Benz solicitó desvincularse del contrato. Esto le costó buena parte de su reducido capital, pero logró conservar el control de las instalaciones de Mannheim. A pesar de esta desafortunada experiencia, Benz no se daba por vencido, aunque seguía necesitando fondos.

Mercedes Benz logos

Siguió luchando hasta 1883, cuando obtuvo el respaldo necesario de dos respetables hombres de negocios, Max Rose y Friedrich Esslinger. Benz & Co Rheinische Gasmotoren-Fabrik abrió sus puertas en octubre de aquel año. De este modo,  Benz pudo volver a dedicarse a su objetivo final, fabricar un automóvil autopropulsado, aunque este proyecto iba en contra de los deseos de sus nuevos socios.

El año siguiente se anunció una apelación contra la patente del motor de cuatro tiempos de Otto. Al parecer, cuando se registró la patente ya existía un documento, hasta entonces desconocido, donde se detallaba el principio del motor de cuatro tiempos. Así, ahora Benz podía desarrollar un motor de cuatro tiempos y, en 1886, cuando la patente de Otto fue finalmente revocada, empezó a fabricar su diseño. De todos modos, seguía decidido a diseñar un automóvil con un pequeño motor de dos tiempos.

Trabajó con rapidez y, el 29 de enero de 1886, recibió su patente n° 37435 de un vehículo propulsado por un motor a gas, cuyo gas es producido por gasificaciones de un combustible mediante un dispositivo incorporado al vehículo.

Emile Roger

Émile Roger, fue la primer persona en comprar un Benz.

El combustible en cuestión era la ligroina, que se compraba en pequeñas cantidades en la farmacia. Esta sustancia luego se conoció por su nombre alemán, Benzin, que, a pesar de las apariencias, no era un homenaje a Karl Benz. El término derivaba del puerto africano de Bizerta (Benzert en alemán), donde la resina básica empezaba su viaje a Europa para transformarse luego en benceno.

Karl Benz montó en seguida un carruaje de tres ruedas con chasis de acero, con un motor integrado, y presentó su invento en público el 5 de septiembre. La prensa local habló favorablemente de aquel vehículo, reconociendo que podía resultar útil como transporte para representantes empresariales y turistas (¡muy astutos!). El prototipo se desmontó, pero posteriormente se volvió a montar, para luego donarlo al Deutsches Museum de Munich de 1906.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Continúa…

Información relacionada: La Gran Historia de Mercedes (1834-1899). Nuevos detalles de la firma / La historia de Mercedes (1834-1899). Más detalles de su historia / La historia de Mercedes (1834-1899). Continuación de la primera etapa / La historia de Mercedes Benz (1834-1899). Todas las etapas

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos