Escrito por Tendenzias

Honda Prelude 1988, historia

Es el primer coche de serie con dirección en las cuatro ruedas. Es cierto que el Honda Prelude existía desde hace tiempo, pero la marca lo modifico a fondo e incremento notablemente sus dimensiones. Así este modelo, que llevaba la designación suplementaria de 2.0i 16 4WS, manifiesta una discreta elegancia tratándose de un cupe en el que los asientos posteriores solo eran aptos para niños.

prelude88 04

Anticipándose a otras marcas. Honda propuso ya en 1988 un sistema de dirección en las cuatro ruedas con el que equipaba su modelo tanto de serie como en opción, según los mercados. El nuevo Prelude se distinguía por un notable incremento de sus dimensiones, un frontal muy afilado y mas bajo (el motor estaba inclinado hacia atrás) y un pequeño alerón integrado en la tapa del maletero. Este era bastante voluminoso para un coche de líneas clásicas (353 decímetros cúbicos) y podía ser agrandado moviendo el respaldo de la banqueta trasera.

prelude88 01

El motor mas potente que podía llevar el Prelude era un cuatro cilindros de dos litros, 16 válvulas e inyección electrónica que desarrollaba 138 CV a 6.200 r.p.m. Además, su par máximo de 175 Nm a 4.500 r.p.m. le aseguraba unas buenas aceleraciones.

Inclinado 18 grados hacia atrás, este motor iba acoplado a una caja de cambios manual de cinco velocidades con marchas muy juntas, de una gran suavidad y precisión. La fabrica anunciaba un tiempo de 8,8 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, con una velocidad máxima de 200 km/h.

prelude88 03

El equipamiento era muy completo. Volante de altura regulable, elevalunas, retrovisores exteriores eléctricos, cierre centralizado (lo que no era habitual en la época), limpiaparabrisas trasero (poco frecuente en una carrocería de tres volúmenes), regulador de velocidad, techo con abertura, potente equipo de sonido con cuatro altavoces y antena eléctrica, llantas de aleación, faros antiniebla, etc.

Por supuesto, la dirección contaba con una asistencia variable en función de la velocidad. Este sistema mecánico de dirección a las cuatro ruedas exigía cierta pericia por parte del conductor, puesto que las ruedas traseras se orientaban en sentido contrario cuando las de delante giraban a fondo.

Sin embargo, el Honda Prelude 2.0i 16 4WS mostraba una docilidad inusual y los cambios bruscos de dirección siempre podían ser dominados. Esto se debía también a una suspensión muy perfeccionada de dobles triángulos en las cuatro ruedas, pero longitudinales, resortes helecoidales, amortiguadores telescópicos coaxiales y estabilizadores transversales.

prelude88 02

Los frenos eran de disco en las cuatro ruedas y las llantas de aleación ligera iban calzadas con neumáticos de perfil bajo, lo que sin duda contribuía a una magnifica adherencia al asfalto. Sus dimensiones: 4,46 mm de largo, 1,69 mm de ancho y 1,29 mm de alto. Su peso era de 1.180 kg.

Información relacionada: Aston Martín Lagonda 1976-1989, historia  /Fiat Coupe, historia / Mercury Cougar 1998, información  /Aston Martín Bulldog Concept – Un mito / Jaguar XJR-5, historias de Le Mans / Saab 900 Turbo EV-1 Concept, historia / Lancia Delta S4, historia / Ford Escort RS Turbo, historia

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos