Escrito por Tendenzias

Hispano-Suiza, historia (la Gran Guerra)

TERCERA PARTE:

En 1914, después de la construcción de un coche de carreras con carrocería de aluminio denominado “sardina” (que obtuvo diversos éxitos en carreras españolas), se inició el proyecto de un nuevo coche, destinado a substituir al Alfonso XIII y a exaltar las ya notables cualidades de lujo y refinamiento.

El impulso para el nuevo proyecto le llegó a Birkigt en 1914, cuando un amigo le hizo conducir un Rolls-Royce. El ingeniero suizo quedó impresionado de la calidad del coche británico; considerándolo superior a sus propias creaciones, decidió llevar los Hispano-Suiza a un nivel de calidad como mínimo igual a los Rolls-Royce.

Hispano-Suiza-Dubonnet-1924

Hispano-Suiza Dubonnet 1924

El estallido de la guerra obligo a Birkigt a postergar su proyecto y a dedicarse a la construcción de motores para la aviación; se trataba de excelentes motores en V, que equiparon los más veloces aviones de caza francesa de la Primera Guerra Mundial.

En realidad, el éxito de los potentes motores no podía sorprender a nadie, puesto que desde sus comienzos La Hispano-Suiza se había dedicado a la construcción de motores marinos y para vehículos industriales. Fueron numerosas las realizaciones de camiones, autobuses y autocares que circularon por los difíciles trazados españoles existentes a principios de siglo.

Hispano-Suiza-H6-C-Nieuport-1924-01

Hispano-Suiza H6 C Nieuport 1924

Para complementar las actividades de esos sectores, en 1916 se decidió establecer en la región central de España una especie de filial de La Hispano-Suiza. La factoría se instaló en Guadalajara y comenzó su producción al cabo de un año. Se trataba de una fábrica de material de guerra, aviones, camiones y automóviles en general, conocida comúnmente como la Hispano-Guadalajara.

Aunque los vehículos industriales y los ómnibus constituyeron su principal campo de acción, no falto una serie de coches iniciada en el año 1918, con modelos de 8-10 CV. Las vicisitudes financieras de la empresa fueron muy variables, hasta el punto de que en 1923 tuvo que intervenir La Hispano-Suiza de Barcelona, para proceder a una reorganización.

Posteriormente, en 1935, pasaría a depender de Fiat, aunque sólo se llegó a fabricar un modelo (el 514, de 4 cilindros y 1,438 CC), pues 2 años después las instalaciones serian destruidas durante la contienda española.

Hispano-Suiza-H6-C-Nieuport-1924-02

Volviendo al final de la primera guerra mundial, en cuanto La Hispano-Suiza pudo disminuir la actividad en el sector de aviación de combate y reemprender con normalidad la producción automovilística, se inició la realización del anti-Rolls que Birkigt soñaba ya desde 1914.

Durante el proyecto y construcción de motores de aviación se habían puesto en práctica los conceptos más avanzados entonces, como el doble encendido y la distribución con árbol de levas en cabeza, y se había adquirido una notable experiencia en materia de rendimiento específico y volumétrico de los motores de explosión.

Los criterios que se adoptaron para el diseño de los motores aeronáuticos de 8 y 12 cilindros en V fueron transportados para el proyecto del motor destinado al nuevo Hispano-Suiza. Así se terminó en 1919 una creación imponente (4,88 mm de largo) concebida para dar prestigio a quien la poseyera. Su motor era de 6 cilindros en línea, de 6.600 CC (100 x 140), y daba 135 CV a 3.000 rpm.

Hispano-Suiza H6-Phaeton-1925

Hispano-Suiza H6 Phaeton 1925

Se trataba de una superación mecánica que, incluso en su aspecto externo, denotaba una elaboración cuidadísima: todo el bloque motor, comprendida la culata, estaba pintado de color negro brillante, mientras que los conductores de admisión y otros elementos estaban cromados.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

La distribución era, naturalmente, por árbol de levas en cabeza y el encendido de dos bujías por cilindro. Un carburador de doble cuerpo Solex, realizado sobre el diseño del propio Birkigt, aseguraba la alimentación. Todo el bloque de cilindros se había obtenido en una sola fusión de aleación ligera. El frontal del coche, que se denominó H6 B, estaba caracterizado por 2 grandes faros Marchall y por un enrome radiador en panal, envuelto por una ancha franja cromada y rematada por una cigüeña con las alas desplazadas.

Continúa…

Historia resumida de Hispano-Suiza: Hispano-Suiza, historia

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos