Escrito por Tendenzias

Ferrari 500 Testarossa 1956, historia

En la década de 1950, los briosos coches de carreras del brujo de Maranello extraían su potencia desbordante de motores de una cilindrada relativamente baja. Así, el primer Testarossa de 1956 no estaba equipado con un impresionante doce cilindros, sino con un motor de cuatro cilindros lleno de temperamento cuya cilindrada era de 2.000 cc.

Ferrari_250_Testa_Rossa_HR

Como saben todos los entusiastas de Ferrari, el motor 500 TR con sus culatas pintadas de rojo (testa rossa) es una verdadera joya técnica basada en el motor de cuatro cilindros creado a principios de la década de 1950 por Aurelio Lampredi para la Fórmula 2.

Posee dos árboles de levas en cabeza accionados por una cascada de piñones y un cigüeñal que descansa sobre cinco delgados cojinetes de iridio creados por Vanderwell. El bloque motor de aleación ligera. Las camisas están atornilladas a la culata, evitando así la instalación de una junta de estanqueidad. Un doble encendido por medio de dos magnetos Marelli es otro de sus rasgos característicos.

Ferrari.1958.250TestaRossa17

Durante los años siguientes, Lampredi creó unas 20 versiones de este cuatro cilindros en línea. El 500 TR es la última evolución de este dos litros. A semejanza del 500 Mondial apareció dos años antes, el Ferrari 500 TR posee una relación entre diámetro y carrera de 90 x 78 mm.

El chasis se parece mucho al del Mondial y lleva la abreviatura MD en la numeración de los Testarossa de cuatro cilindros. El característico grupo de culatas rojas desarrolla una potencia de 190 CV a 7.000 rpm, es decir, más que el Mondial, debido a una relación de compresión mayor y a la configuración de las culatas, derivada directamente del antiguo motor de Fórmula 2.

testarossa1

Al contrario que los modelos anteriores de cuatro cilindros, el Testarossa posee una caja de cuatro velocidades que forma bloque con el motor y no con el diferencial trasero. Al mismo tiempo se abandonó el eje trasero De Dion para adoptar un eje rígido de dobles patas de fuerza longitudinal y resortes en espiral.

El 500 TR tiene un chasis de tubos elípticos y su peso en vacio es de 680 kg lo que convierte verdaderamente en un peso pluma. Ella se debe no sólo al empleo masivo de metal ligero en el motor, sino también a la carrocería de aluminio creada por Sergio Scaglietti.

testarossa2

Del pequeño, Testarossa se hicieron dos series, la 500 TR de 1956, de la que se construyeron 17 ejemplares, y la 500 TRC de 1957, de la que se vio la luz una unidad más. La fabricación del Testarossa de cuatro cilindros fue abandonada en 1957-1958 con el lanzamiento del Testarossa de doce cilindros, el legendario Ferrari 250 TR. La distancia entre ejes es de 2,25 mm y pesa 680 kg.

Información relacionada: Autobianchi (sus comienzos), historia / Fiat, historia / Lancia, historia / Volvo, historia / Historia de los Concept Cars Ford Nucleon y X-2000 de 1958 / Excalibur Pheaton Series IV, historia

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos