Escrito por Tendenzias

BMW, su origen (1916-1930), después de la Gran Guerra

TERCERA PARTE

El final de la guerra hizo que la industria aeronáutica alemana, y BMW con ella, volviesen a poner los pies en tierra. El Tratado de Versalles quería evitar que Alemania se rearmase, por lo que se prohibió la fabricación de aviones y motores de aviación.

bmw-r32-motorcycles-from-1925-4

BMW R32 Motorcycles 1925

Así, las fábricas aeronáuticas alemanas se vieron obligadas a buscar alternativas. A pesar de que Franz Zeno Diemer logró un nuevo récord mundial de altitud de 9760 mm con el gran motor BMW Tipo IV, la casa tuvo que buscar sus ingresos en cualquier trabajo de ingeniería que se presentarse fuera del sector de la aviación. Un experimento fue la Flink, una motocicleta provista de un motor de dos tiempos de 148 cm3, sin embargo, resultaba muy pesada, por lo que no lograba hacer honor a su nombre, que significa veloz. Se fabricaron muy pocas unidades.

Para mantener en marcha la factoría de Múnich, BMW fabricó equipos agrícolas y artículos domésticos. Posteriormente firmó un importante contrato para construir 10.000 sistemas de frenado para el ferrocarril, para la empresa Knorr-Bremse de Georg Knorr, con sede en Berlín.

bmw-r32-motorcycles-from-1925-1

Esto aportó cierta estabilidad a la fábrica de Múnich. Castiglioni aprovechó para vender su participación en BMW a Knorr-Bremse, aunque no tardó en volver con un plan para usar los conocimientos en ingeniería de BMW en algo más interesante que frenos para el ferrocarril.

Castiglioni compró de nuevo el nombre BMW a Knorr-Bremse (que hoy sigue siendo un importante fabricante de sistemas de freno de aire para trenes y vehículos de carretera) y se instaló en la antigua sede de Bayerische Flugzeug Werke, ahora abandonada.

max_friz

Max Friz

BMW ya había adoptado entonces su famosa insignia, y la empresa prosperaba fabricando motores para autobuses y camiones, así como aplicaciones estacionarias (bombas mecánicas, generadores y equipos agrícolas). Max Friz y Martín Stolle diseñaron, en principio para un uso estacionario, un motor de 500 cm3 con dos cilindros horizontalmente opuestos, la configuración conocida como bóxer, que ofrece una estabilidad excelente y menor vibración sin los cotes de una configuración de múltiples cilindros.

Este “pequeño motor bávaro” (Bayern Kleinmotor) también se incorporó en la motocicleta Victoria, fabricada en Núremberg, a unos 150 km al norte de Múnich, así como Helios, fabricada en lo que quedaba la Bayerische Flugzeug Werke. En BMW había cierta inquietud sobre la calidad de las motocicletas que incorporaban motores BMW, así que en 1923 se encargó a Friz el diseño de la motocicleta propia, y en menos de cinco semanas creó la primera de una larga serie, la R32.

800px-BMW_R32_vl_TCE

Durante los años posteriores a la Primera Guerra Mundial, los ingenieros de BMW no sólo experimentación con motocicletas, sino también con automóviles de cuatro ruedas.

En el archivo de la campaña hay documentos sobre un prototipo de 1918 con cuatro ruedas aunque apenas se conservan detalles sobre qué tipo de vehículo era.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Continúa…

Información relacionada: DKW, la absorción y desaparición (historia) / DKW, sus comienzos (historia) / Autobianchi (el fin de una marca), historia / IME Institec Gran Sport (Justicialista), Argentina / Daimler SP 250 1959, historia

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos