Escrito por Tendenzias

BMW 309 1935, historia

La marca babará de coches deportivos iba a hacerse célebre gracias a unos modelos equipados con un potente motor de seis cilindros. En adelante, los cuatro cilindros que iniciaron la historia de la empresa de los colores azul y blanco cayeron rápidamente al olvido. Sin embargo, sentaron la base de los futuros éxitos.

El modelo de cuatro cilindros 309 fue el sucesor directo de la primera auténtica construcción de BMW, el tipo 3/20 presentado en 1932. Su motor de cuatro cilindros ya disponía de válvulas en cabeza accionadas por empujadores y balancines y por un árbol de levas lateral.

BMW_309_1934_BDE0049_c-it-2008

El motor del 309, apareció en el mercado en 1934, también poseía está configuración de culata. Tenía una cilindrada de 839 cc y desarrollaba 22 CV a 4.000 rpm. Ciertamente, eso sólo le permitía alcanzar una velocidad de 90 km/h, pero en compensación su motor incluía algunos refinamientos técnicos: por ejemplo, la refrigeración por termosifón habitual en la época había sido sustituida por un moderno sistema de enfriamiento por bomba accionada por termostato.

En materia de chasis, el 309 se beneficiaba también de algunos avances característicos de la empresa. Al revés que el modelo procedente, que poseía un tren rodante de ejes oscilantes cuyas reacciones eran difíciles de prever, el 309 sólo tenía suspensión independiente en la parte delantera, a base de resortes de ballesta transversales y brazos oscilantes.

BMW 309

Atrás estaba equipado con un eje rígido de resortes semielípticos. La caja de cuatro velocidades ZF o Hurth formaba bloque con el motor y garantizaba cierto confort. Dos de sus velocidades estaban sincronizados, lo que en aquel momento no era frecuente en este lado del Atlántico. También tenía, como era habitual de la casa BMW, dirección por cremallera.

A semejanza de las carrocerías de la mayor parte de los demás modelos BMW, el ropaje completamente de acero del 309, que descansaba sobre un ligero chasis de tubos de acero, procedía de la empresa Ami Budd de Berlín.

Este cuatro cilindros se ofrecía como turismo abierto o berlina de dos puertas, pero también como cabriolet deportivo biplaza. Con objeto de garantizar una buena aireación con la capota cerrada, el parabrisas poseía un sistema de apertura de compás.

BMW_309_Cabriolet

El cuadro de mandos pintado del color de la carrocería era de metal e incluía tres pequeños instrumentos que daban información sobre la velocidad, la presión del aceite y la temperatura del motor.

Todas las ejecuciones del 309 disponían de una agradable tapicería de cuero. Sin embargo, el precio de este cuatro cilindros suponía un problema: era, en efecto, notablemente más caro que los productos comparables de otros fabricantes. Ello explica que BMW vendería únicamente 6.000 unidades del 309, cuya producción acabó sólo dos años después.

De largo mide 4 metros, de ancho 1,6 mm, y de alto 1,5. Pesa 790 kg. La velocidad máxima es de 90 km/h.

Información relacionada: Edsel Citation 1957, historia / Edsel Pacer Convertible 1958, historia / Lincoln Continental MkI y MkII, historia / Historia de los Concept Cars, Ford Ranger Splash y Vivace 1994

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos