Escrito por Tendenzias

Alfa Romeo B.A.T by Bertone, historia

Después de la Segunda Guerra Mundial eran muy pocos los que poseían dinero suficiente como para adquirir un automóvil de carrocería exclusiva, capricho bastante mas extendido en los años veinte y treinta. En semejante situación los carroceros artesanales tenían dificultades económicas y muchos de ellos tuvieron que cerrar.

BAT 5 1953 02

Alfa Romeo B.A.T 5 1953

Nuccio Bertone se dio cuenta que los encargos  n iban a llegar por si solos sino que (como los modistos) los carroceros tendrían que ilusionar con sus diseños a los fabricantes de automóviles si querían ultimar algún contrato. El comienzo de los proyectos B.A.T tuvo lugar en una visita de los dirigentes de Alfa Romeo a Bertone Carrozzeria, quienes llevaban la intención de sustituir al modelo Disco Volante por un coche con estilo aerodinámico totalmente innovador.

En Alfa Romeo estaban seguros de que Bertone sabría llevar adelante esta misión y le entregaron un bastidor de Alfa 1900 Súper Sprint con motor de cuatro cilindros en línea y 115 CV de potencia.

BAT 7 1954 03

Alfa Romeo B.A.T 7 1954

Cuando el B.A.T. 5 fue presentado en el Salon de Turin, en noviembre de 1953, hasta los periodistas mas hábiles tenían dificultades para describir adecuadamente su estilo futurista. Aquel diseño, firmado por Franco Scaglione y denominado (Berlinetta Aerodinámica Técnica), hizo que el resto de los coches del Salón pareciesen anticuados. El perfil de gota de agua, el frontal agresivo y las aletas traseras curvadas hacia arriba constituían los rasgos mas característicos de este primer B.A.T., capaz de rozar los 200 km/h (casi 20 km/h mas que el coupe del que se derivaba).

Alfa Romeo quedo gratamente sorprendida por el trabajo de Bertone Carrozzeria y de su diseñador Franco Scaglione, razón por la que le encargaron el desarrollo de un pequeño coupe de carácter deportivo basado en la berlina Giulietta. Así nació en 1954 el Alfa Romeo Giulietta Sprint, un coche que, además de hacer famoso a Nuccio Bertone, ayudo a tener la fabrica en actividad con la producción de casi treinta mil carrocerías para este modelo a lo largo de nueve años.

BAT 9 1955 2

Alfa Romeo B.A.T 9 1955

Como se puede ver, el diseño de un espectacular dream car fue una extraordinaria invención del carrocero turinés, ya que dio a conocer la capacidad creativa y productiva de su empresa. Una nueva muestra de la vitalidad de Bertone Carrozzeria se pudo contemplar en el Salón de Turín de 1954. Allí se mostraba el B.A.T. 7, un coche que llevaba hasta la exageración el estilo marcado por su antecesor. Mientras que el B.A.T 5 era un reclamo para conseguir notoriedad, el B.A.T. 7 fue el estudio de diseño mas espectacular de los años cincuenta para explicar al publico lo que significaba la aerodinámica. Nuevamente Scaglione volvió a partir de un bastidor de Alfa 1900 y tomo la determinación de definir su concepto de aerodinamismo de un manera aun mas extrema que en el B.A.T. 5.

BAT Grupo

De hecho, cuando el B.A.T. 5 regreso del Salón de Turín en 1953, los ingenieros lo introdujeron en el túnel de viento y comprobaron un coeficiente Cx de entre 0,19 y 0,21, un valor que nunca se ha vuelto a conseguir en un coche que pueda usarse todos los días. Por supuesto que Scaglione se esforzó por superar este resultado, y lo logro con el B.A.T. 7, una obra maestra del arte automovilístico, con un coeficiente Cx todavía inferior y que caracterizaba por contar con las aletas trasera mas espectaculares que jamás se hayan creado.

BAT 5, 7 y 9 1953

Así como los dos primeros B.A.T. destacaban por su espectacularidad, el B.A.T 9 era mucho mas civilizado, a pesar de que Scaglione le gustasen las formas sin compromiso.

En su ultimo B.A.T., la parte inferior de su carrocería estaba marcada por una línea cromada y las ruedas delanteras estaban carenadas ´parcialmente. Scaglione marco aun mas el estilo de este coche mediante el empleo de algunos trucos de diseño: las tomas de aire situadas entre ambos faros y la pequeña calandra hacían pensar que era un avión en pleno despegue. Como la caringa de un reactor, las formas del parabrisas unían los dos lados del coche, en tanto que la parte trasera venia marcada por una luneta descomunal dividida en dos partes y continuada con dos alas, mas pequeñas que en los otros B.A.T., pero aun impresionantes.

El motor seguía siendo el mismo, el del Alfa 1900, pues la estrecha relación entre el fabricante milanés y Bertone ya se había afianzado.

Información relacionada: Hispano-Suiza, historia / Chrysler Airflow, un coche adelantado a su época / Hispano Suiza Tipo 68, el mejor de su clase / Fiat, historia / Isotta Franschini Tipo 8B, historia / Rover, historia

Top 6
artículos
Lo más interesante
Síguenos